loader

España es uno de los lideres mundiales a nivel de terapias avanzadas, tanto a nivel de publicaciones científicas como de ensayos clínicos. Todo esto hace indicar que es un buen momento para apostar por ello.

La apuesta de España por las terapias avanzadas supone una oportunidad única para convertir la excelente ciencia que se hace en nuestro país en el área de la biomedicina, en soluciones innovadoras para mejorar la vida de las personas. De esta forma, nos permitiría invertir en un área aún emergente, en el desarrollo de capacidades científicas e industriales que actuarían como palancas para un crecimiento económico generador de alto valor añadido y de empleo de alta calidad.

La oportunidad ya la ha empezado a aprovechar algunas empresas. La más llamativa ha sido el caso del desarrollo de Alofisel, que es la primera terapia celular alogénica aprobada por la EMA. Este producto está indicado para el tratamiento de fístulas perianales complejas en pacientes adultos con enfermedad de Crohn luminal inactiva o leve. Ha sido el fruto de la investigación de la Universidad Autónoma de Madrid y del CSIC. Este proyecto finalmente fue comprado por Takeda.

En la actualidad, Takeda fabrica y suministra Alofisel desde su planta de Tres Cantos (Madrid) a Europa (a 19 países), y constituye un referente mundial en la fabricación comercial de este tipo de medicamentos. El Centro Tecnológico de Terapia Celular de Takeda en Madrid emplea a 120 personas cualificadas, de las que un 67% tiene estudios superiores o doctorado.  Un 58% de la plantilla se dedica a I+D.

terapias avanzadas imereti oportunidad de inversion takeda
Principales datos de Takeda
  • Tratamiento fístulas perianales complejas
  • Distribución a más de 19 países de Europa
  • Centro Tecnológico de Terapia Celular
  • Empleo a más de 120 personas

Recientemente, otro movimiento importante en España de una Big Pharma ha sido la compra de Bayer de la empresa Viralgen, situada en el Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa. Viralgen es la primera planta de España dedicada a la producción de vectores virales adenoasociados (AAV). Este proyecto parece tener un gran futuro ya que se habla de nuevas instalaciones y aumento de personal.

Hay otros movimientos importantes, como el acuerdo de Almirall con la empresa biotecnológica valenciana Tyris Therapeutics para desarrollar terapias génicas para enfermedades dermatológicas minoritarias de origen genético.

 

En definitiva las empresas españolas, tanto las financieras como las empresas farmacéuticas, deben valorar las posibilidades que ofrece el sector de terapias avanzadas en sus procesos de diversificación y crecimiento y no dejar pasar este tren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *